Mitos y verdades sobre el blanqueamiento dental

Hay mucha información circulando en la web acerca de blanqueamientos dentales. Infórmate bien antes de realizar uno, ya que un mal tratamiento puede dañar gravemente tus dientes. Aquí te contamos 9 mitos y verdades sobre el blanqueamiento dental para tener en cuenta.

 

#1 El blanqueamiento dental deja sensible los dientes

VERDAD. En algunas ocasiones el peróxido, compuesto activo del blanqueamiento, puede penetrar la dentina y llegar a la pulpa dental (el “nervio del diente”) y causar inflamación, por lo que es común que algunos pacientes presenten sensibilidad durante el tratamiento o incluso por un periodo posterior a este. ¡Pero no te preocupes! En el mercado se encuentran productos con grandes concentraciones de flúor y nitrato de potasio que pueden ayudarte a disminuir esta sensibilidad.

#2 El blanqueamiento dental casero no funciona

MITO. Todos los tipos de blanqueamiento siguen el mismo modo de acción, el peróxido a diferentes concentraciones mediante la liberación de oxígeno cambia el color del diente. Hay blanqueamientos caseros que funcionan, pero hay otros productos de venta libre sí pueden dañar tus dientes si no se usan correctamente. Consulta a tu dentista antes de utilizarlos.

#3 Durante el tratamiento no se puede consumir alimentos ni bebidas colorantes

VERDAD. Durante el tratamiento debes tener una dieta especial, evitando el consumo de alimentos y bebidas con colorantes como los berries, beterraga, vino tinto, bebidas cola, té y café en grandes cantidades, incluso debes de evitar el hábito tabáquico. ¡Evita el consumo de estos productos para un mejor resultado!

#4 El tratamiento dura para siempre

MITO. El efecto del blanqueamiento va disminuyendo con el paso del tiempo, pero normalmente dura entre 1 a 3 años. Los resultados varían dependiendo la estructura dental de cada paciente, sus hábitos y su dieta.  ¡Pero no te preocupes! Uno puede realizarse otro tratamiento o un repaso sin ningún problema.

[Conoce nuestros 3 tipos de blanqueamientos dentales (zoom white speed, láser y en cubetas) haciendo click aquí]

#5 Las pastas de dientes y recetas caseras como el bicarbonato y el limón blanquean los dientes

Doblemente MITO. Las pastas caseras tienen concentraciones de agentes blanqueadores muy bajos, pero al ser abrasivas pueden eliminar tinciones externas y dar apariencia de blanqueamiento. Por otro lado, las recetas caseras no tienen el potencial de blanquear los dientes. El bicarbonato es muy abrasivo y produce un efecto momentáneo al eliminar las manchas externas, pero como raya el esmalte el diente se pigmentará aún más. El limón es dañino para la estructura de tus dientes ya que al ser ácido carcome el esmalte dejando expuesta la dentina que es de un color amarillento, haciendo tus dientes más sensibles y más propensos a generar caries.  ¡Los tratamientos caseros pueden dañar tus dientes!

#6 El blanqueamiento debilita los dientes

MITO. Al ser una reacción química, no produce desgaste de la estructura dental. El gel actúa para aclarar los pigmentos que oscurecen tus dientes. Pero cuando se realiza el blanqueamiento sin control, puede provocar daño irreversible en el esmalte de los dientes, lo que ocasiona que el diente se vaya debilitando poco a poco.

#7 El blanqueamiento irrita las encías

VERDAD. Si el gel blanqueador toma contacto con las encías y no es removido puede producir irritación o úlceras.

#8 Cualquiera puede someterse a blanqueamiento

Parcialmente VERDAD. El tratamiento no se recomienda en embarazadas, niños menores de 15 años donde el esmalte no está completamente formado, personas con poco grosor de esmalte o dentina expuesta, pacientes con muchas restauraciones debidos a que estas no se blanquean, alérgicos a algún componente de la fórmula, pacientes con mucha sensibilidad o pacientes con recesiones de la encía.

#9 El blanqueamiento dental causa cáncer

MITO. Actualmente no hay evidencia de que los compuestos blanqueadores producen cáncer.

12 Consejos para obtener dientes más sanos

A veces olvidamos lo importante que son nuestros dientes en nuestra vida cotidiana y no los cuidamos adecuadamente. Nuestro nivel de confianza disminuiría si nuestra sonrisa no es la misma. No hay que olvidar que la salud oral tiene un impacto en nuestra salud general la cual contribuye a enfermedades como la diabetes, endocarditis y enfermedades cardiovasculares.

Hay varias maneras de conseguir dientes sanos. Hemos reunido 12 consejos para mejorar la salud y la apariencia de su sonrisa.

1. Cepillarse al menos dos veces al día

Hay que cepillarse los dientes por lo menos, dos veces al día, cada mañana y noche. Si es posible también después de cada comida para prevenir la acumulación de bacterias. Usted debe cepillarse por un total de 2 a 3 minutos.

2. Cepillarse con cuidado

La Asociación Dental Americana tiene instrucciones específicas sobre cómo cepillarse los dientes. Se sugiere que debe colocar su cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados a sus encías y mover suavemente el cepillo de ida y vuelta en pequeños círculos. Cepille las superficies externas, las superficies internas y las superficies por encima de los dientes. Sin embargo, al limpiar las superficies interiores de los dientes delanteros incline su cepillo verticalmente y haga varios movimientos hacia arriba y hacia abajo.

3. Adquirir el apropiado cepillo de dientes

Hay cepillos de dientes blandos, medios y duros. La mayoría de dentistas recomiendan un cepillo de dientes blando o mediano ya que las cerdas duras pueden dañar el esmalte de los dientes o el tejido de las encías con el tiempo. Siempre elija un cepillo con cerdas nylon sobre naturales y remplaza su cepillo de dientes cada 3 meses o después de alguna enfermedad como el resfriado o gripa.

4. Utilice productos con fluoruro

El uso de un enjuague bucal, pasta dental e hilo dental que contienen fluoruro ayudan a endurecer el esmalte de los dientes haciéndolos más resistentes a la placa ya a la azúcar reduciendo el riesgo de caries dentales.

5. Cepillar la lengua

Las bacterias se acumulan en las pequeñas grietas de la lengua, ya que no es una superficie lisa. Las bacterias permanecen allí hasta que la lengua sea raspada. Por lo tanto, cepillar la lengua es esencial para mantener dientes sanos así como para detener el mal aliento.

6. Utilice Hilo dental diariamente

El uso diario de hilo dental ayuda a eliminar las bacterias y la placa que se acumula entre los dientes. Si usted nota sangre o inflamación debido al uso de hilo dental visite a su dentista. Para usar hilo dental adecuadamente, envuelva los extremos del hilo dental alrededor de los dedos índice de cada mano y use el hilo dental entre cada diente y alrededor de ellos. Aquí hay más consejos sobre cómo usar hilo dental correctamente.

7. Límite Ingestión de bebidas ácidas

Algunas bebidas ácidas incluyen refrescos, jugos de frutas y vino. Las bebidas ácidas disuelven el esmalte de sus dientes que conducen a sensibilidad y cavidades. Si usted consume  bebidas ácidas, es recomendable usar un popote, y tomar agua después para naturalizar algo del ácido.

8. Límite los alimentos azucarados

Los alimentos azucarados conducen a las caries dentales. Sea consciente de lo que consume leyendo los datos nutricionales y las etiquetas, tomando decisiones prudentes y eligiendo opciones con bajos contenidos de azúcares. Tenga en cuenta que los alimentos ricos en almidón como la pasta y el pan se descomponen en azúcar con el contacto de la saliva.

9. Consuma las vitaminas esenciales

Las vitaminas A, C, D y K, y los minerales de calcio, magnesio y fósforo apoyan los músculos sanos, el cabello, los huesos, los sistemas inmunológicos y también son muy buenos para mantener los dientes y las encías en forma superior. Consumir los nutrientes adecuados ayudara a resistir infecciones y reducir la probabilidad de caries y enfermedad de las encías.

10. Sólo use los dientes para masticar los alimentos

No use los dientes para romper nueces, morderse las uñas, abrir paquetes o quitar las tapas de las botellas. De lo contrario, corre el riesgo de romper, y erosionar los dientes debido a la presión expuesta.

11. Proteja sus dientes de lesiones

Se recomienda usar un protector bucal, una jaula facial o un casco cuando juegue deportes o intente una actividad peligrosa. Si por alguna razón algún diente se ha caído, enjuáguelo y colóquelo en su lugar si es posible, o manténgalo dentro de su boca. Si eso no es posible, guárdelo en leche hasta que llegue al dentista. Usted puede hacer una cita de urgencia para el mismo día aquí.

12. Visite el dentista cada 6 meses

Es recomendado que visite a su dentista al menos 2 veces al año para una limpieza, y más frecuentemente si usted tiene problemas en las encías o caries extensas.  Si usted está sufriendo de dolor de muelas o sangrado de encías haga una cita lo más pronto posible, su dentista puede ayudar a controlar y tratar los síntomas y causas.

Si presenta dolor de muelas, o necesita una limpieza de dientes asequible o cualquier otro servicio dental haga su cita con nosotros inmediatamente. Ofrecemos horarios accesibles y convenientes en más de 50 oficinas dentales en Dallas, Houston, Richardson, Arlington, Plano, Fort Worth, Grand Prairie, Irving, Aldine, Katy, Oak Cliff, Garland Lewisville y más. Jefferson Dental acepta Medicaid, la mayoría de seguros dentales, y ofrece a los pacientes sin seguro dental grandes descuentos en el tratamiento a través de nuestro Plan de descuento Sonrisa.

Alimentos que nos ayudan a tener unos dientes fuertes y sanos

¿Qué tal está tu dentadura? Además de las habituales visitas al dentista y de las pautas para mantener nuestra higiene bucal, es esencial que introduzcamos en nuestra dieta determinados alimentos que nos permitirán disponer de una maravillosa sonrisa. ¿Te animas?

Alimentos que cuidan de tus dientes

Como ya sabes, una correcta alimentación se traduce a menudo con una excelente calidad de vida, con unos nutrientes adecuados con los cuales mantener una bonita piel, un cabello fuerte y por qué no, unos dientes sanos. También la salud de las encías repercutirá directamente en que nuestras piezas dentales se mantengan fijas, que no suframos los clásicos sangrados cada vez que nos cepillamos los dientes, síntomas claros de que debemos corregir alguna de nuestras pautas alimenticias. Veamos pues qué alimentos van a ayudarnos:

1. El té verde y el té negro

En nuestro espacio te hemos hablado a menudo de los grandes beneficios del té verde. Un gran antioxidante muy potente que contiene en su composición, esos polifenoles que tanto cuidan de nuestros dientes. Estos polifenoles también son abundantes en  el té negro, ya que su principal virtud es la de  bajar el  crecimiento de las bacterias asociadas con las caries y enfermedades de las encías. Simplemente magnífico. Este dato viene avalado por la Universidad de Illinois, quienes demostraron que estas bebidas naturales reducen la acumulación de placa.

2. Los beneficios de las pasas

¿Sueles consumir habitualmente las ricas pasas? A pesar de ser dulces no disponen de sacarosa ni azúcar de mesa, lo cual evita que las bacterias se adhieran a los dientes. Además de ello, no hemos de pasar por alto que las pasas disponen de fitoquímicos, que reducen la placa bacteriana. Disponen de vitaminas, minerales y además, cuidan de nuestras encías.¡Son maravillosas!

3. Frutas crujientes

¿Sabes cuáles son las llamadas frutas crujientes? Las manzanas, las peras, y cómo no, las verduras. Disponen de mucha agua, vitaminas y fibra que logran paliar los efectos negativos de los azúcares de los alimentos, aumentando a su vez la producción de saliva que evita la caries. No descuides pues consumir por ejemplo cebollas o apios, ya que son grandes antibacterianos. Tampoco descuides las naranjas, los limones, los kiwis, las papayas… disponen de vitamina C y nos permiten mantener el colágeno de las encías y evitar infecciones. ¿Y qué decir de los arándanos? si los consumes sus minerales te permitirán borrar las manchas que puedas tener en los dientes.

4. El queso

Existen varias investigaciones publicadas por ejemplo en la revista General Dentistry, que nos indican que consumir por ejemplo queso cheddar o yogures naturales sin azúcar reducen la placa ácida, y aumentan positivamente la producción de saliva.

5. Chicles sin azúcar

Seguro que ya lo sabías. Los beneficios de los llamados chicles sin azúcar son ideales para cuidar de nuestros dientes. Su secreto está en que logran incrementar la secreción de saliva, limpiando así a las bacterias que puedan quedar en nuestros dientes. Es útil si no puedes lavarte los dientes de modo inmediato.

5. Adecuadas dosis de fósforo

El fósforo es básico para la salud y la fortaleza de nuestros dientes. Es él quien edifica su estructura y quien permite que los minerales lo sanen y le den su apariencia saludable. ¿Sabes qué alimentos pueden ayudarte a conseguir esas dosis adecuadas de fósforo? Toma nota: las almendras, las nueces, todos los vegetales de hoja verde, así como la mayoría de los pescados. Vale la pena tenerlo en cuenta tanto para nosotras como para los más pequeños.

6. Los beneficios del perejil

¿Sabías todo lo que el perejil puede hacer por tus dientes? Esta planta dispone de una sustancia llamada monoterpeno que neutraliza el mal aliento y que va a evitar que aumentemos además nuestra salivación luchando así contra las bacterias de nuestra placa dental. No dudes pues añadir un poquito de perejil a tus ensaladas y tus platos. Además es rico en hierro y nos aporta fortaleza. ¡Es muy bueno!

7. Semillas de ajonjolí

¿Ya has probado las riquísimas semillas de ajonjolí? Son ideales, ya que nos permiten eliminar esa molesta placa dental y reconstruir así de un modo más saludable nuestro esmalte. Además no hemos de olvidar que es rico en calcio y que fortalece así no toda nuestra dentadura, sino también nuestros huesos. Puedes consumir estas semillas en tus ensaladas, verás como poco a poco se hacen indispensables.

¿El consumo de tabaco puede contribuir a la caída de los dientes?

Luego de sus años dorados en las décadas de los 40`, 50`, 60`, donde fumarse un cigarro era sinónimo de clase, hombría y vanidad, hoy el consumo de tabaco sigue decayendo. Sea por salud, higiene o por simple molestia de los fumadores pasivos, esta adicción en torno a los cigarrillos parece tener sus días contados; más aún, si nos referimos a nuestra salud bucal.

Toda persona fumadora, o que se considere fumadora, es mucho más propensa a tener problemas de salud. Aquello, llevado a nuestra boca, puede ser igual de perjudicial. Todo fumador es mucho más proclive a padecer enfermedades periodontales. Es decir, son más propensos a que sus dientes se suelten. Aquello se debe básicamente a que el abuso en el consumo de tabaco genera -en un largo plazo- enfermedades a nivel de encías y hueso.

Según expertos, lo que ocurre es que el tabaco produce una pérdida progresiva del hueso que sostiene los dientes y, por lo tanto, al perder o disminuir la fuerza que tenemos en ellos, los dientes se sueltan de forma irreversible.

Asimismo, está comprobado que el tabaco es el principal responsable de:

• Sangrado de encías
• Movilidad dental
• Enfermedad periodontal
• Halitosis
• Dientes amarillos
• Disminución del gusto y olfato
• Menor capacidad de cicatrización
• Cáncer oral

Si bien la idea principal es dejar de fumar, son muchas las variantes que podemos adoptar para cambiar, de una vez por todas, nuestra forma de enfrentar las adicciones.

Consejos para fumadores:

• Higienizar la boca después de cada cigarro
• Disminuir el número de cigarros diarios
• Hacer una buena higiene bucal, no basta con solo cepillarse
• Acudir al dentista para estabilizar y/o mejorar los problemas ocasionados por el tabaco y su consumo

Café o té: ¿es dañino para mi salud dental?

¿Eres fanático del café? Aquí en Dentaclick te dejamos un par de consejos a la hora de consumirlo para que cuides tu higiene bucal.

Un buen café al despertar, uno al llegar a la oficina, por sabor o solo por el hecho de querer tomarlo… Cualquiera sea la razón de beberlo, hay razones que te pueden hacer pensarlo dos veces antes de seguir consumiéndolo o, al menos, disminuir tu consumo diario.

Según expertos del área dental, el tema de su consumo no significa dejar de hacerlo, sino tratar de no abusar de ello. Si bien la cafeína y teína tienen sus ventajas, un shock anímico por ejemplo, el resto de sus componentes pueden traernos más de un problema.

El constante consumo de café o té repercute en la tonalidad de nuestros dientes. El color natural se va perdiendo abriéndole paso a un tono más amarillento. Usar pastas dentales abrasivas que combatan ese color amarillento, también afectan al esmalte dental, lo que sin un correcto cepillado pueden traer mayores consecuencias en un largo plazo.

Se recomienda diluir el café o té en leche para que la tinción sea menos efectiva. Si eres muy bueno para estas bebidas y no puedes dejarlas, se recomienda intercalar su consumo con un vaso de agua; una de café y una de agua. De esta forma, se puede hacer un leve “lavado” de nuestra boca antes de empezar a consumir nuevamente alguna de estas bebidas. Eso sí, cepillar siempre será la mejor opción para una correcta higienización.

Adicionalmente se recomienda realizar técnicas de higiene solo unos minutos después de consumir café, para que su efecto sea menos dañino. No deben pasar más de cinco minutos.

En Dentaclick te recomendamos que no exageres el consumo de estas bebidas como el café y el té. Bébelas no más de dos veces al día y compleméntalo con los consejos que te dejamos aquí. Porque tu boca es parte importante de tu salud.

Muelas del juicio: ¿es momento de sacarlas?

¿Debo extraer todas de una? ¿Parto por las de arriba o por la de abajo? ¿Es realmente necesario sacármelas? Muchas son las preguntas que nos hacemos pero pocas son las respuestas. Mejor, antes de tomar decisiones apresuradas, consulta a un profesional o lee el siguiente artículo. A continuación, mitos y verdades sobre las famosas y poco gratas muelas del juicio.

Conocidas popularmente como muelas del juicio, lo terceros molares son los últimos dientes que erupcionan; entre los 16 y 25 años de edad.

Como todos somos diferentes, las posiciones de estos molares también lo son. Los casos deben ser evaluados de forma personal, con radiografías y profesionales dedicados para tomar una buena decisión.

Si bien los especialistas -cirujanos bucales- recomiendan la remoción de estos molares entre los 17 y 30 años, no siempre es necesario deshacerse de ellos. Según los expertos, el 20% de la población no tiene problemas en sus muelas del juicio, las tiene sanas y funcionales por lo que no es necesario retirarlas.

Ya lo sabes, si ya crees que las muelas del juicio están empezando a salir, consulta con tu especialista y no dejes nada al azar. Decide informado y obtén beneficios a largo plazo.

Las muelas del juicio se deben extraer cuando:
• Falta espacio para su correcto posicionamiento
• Indicación del Ortodoncista
• Dolor asociado
• Caries dental
• Infección asociada
• Erupción que pueda perjudicar al resto de los molares
• Para postular a las FF.AA

No se deben extraer porque:
• Erupción en correcta posición
• Hay espacio suficiente para su funcionalidad e higiene
• Si el cirujano bucal evalúa mayores riesgos que beneficios

 

Golosinas: ¿qué tan perjudiciales son para nuestra salud dental?

Por su dulzura, color, porque son ricas o simplemente porque nos producen placer. Muchas pueden ser las razones que nos hacen consumir todo tipo de golosinas con altos niveles de azúcar y que, sin el correcto cuidado de nuestra higiene bucal, pueden ocasionarnos más de un contratiempo.

Considerando el gran aumento en el consumo de dulces por parte de los niños en esta época, debemos tener en cuenta varios factores:

  • Los dulces modifican el PH de la boca, fortaleciendo las bacterias.
  • Si las bacterias se potencian, existe una mayor probabilidad de generar caries.
  • Los dulces potencian las bacterias.
  • Los dulces de consistencia blanda, son un mejor alimento para las bacterias.
  • Los dulces de consistencia dura pueden producir fracturas de los dientes y micro fracturas del esmalte dental.

Pero entonces, ¿no podré comer más dulces? No es tan así… Lo importante no es dejar de hacerlo, sino que complementar su consumo con una correcta y periódica higiene bucal. De esta forma eliminamos todos los restos de azúcares que pueden quedar en los dientes, entregándoles un mayor cuidado a nuestra boca.
A la hora de consumirlos:

  • Disminuir la frecuencia del consumo de dulces a un máximo de 2 veces al día.
  • Es más recomendable consumir varios dulces al mismo tiempo realizando una buena técnica de higine, en vez de consumirlos en varios momentos en el día. Esto último puede provocar un mayor riesgo a la hora de contraer caries.
  • Luego de cada consumo de dulces, realizar una correcta técnica de cepillado e hilo dental.

¿CÓMO PREVENIR LA SENSIBILIDAD DENTAL?

La sensibilidad dental es uno de los problemas más comunes que afectan a nuestra boca. Se produce cuando el esmalte que protege nuestros dientes se daña, o cuando ocurre la retracción de las encías, quedando expuesta la dentina y reduciendo la protección que el esmalte y las encías brindan a nuestros dientes.

A continuación te dejamos algunos ejemplos de los alimentos a los que reacciona la dentina expuesta y que provocan sensibilidad:
-Alimentos dulces: golosinas, hortalizas y algunas frutas.
-Bebidas frías y calientes: té, café, agua helada, etc.
-Alimentos ácidos: limón, naranja, tomate, vinagre.

¿Cómo prevenir la sensibilidad dentaria?
Lo primero es consultar al dentista para una evaluación y posterior tratamiento. Usar cepillo con cerdas suaves y usar pasta para dientes sensibles. Usar además hilo dental tres veces por día. Evitar consumir alimentos y bebidas ácidas. De hacerlo, aplicar una técnica de higiene adecuada luego de consumirlos.

Blanqueamiento Laser GRATIS

En Dentaclick te regalamos un blanqueamiento láser por la instalación de tus brackets.

Plano de Relajación

Protege tus piezas dentales con nuestro plano de relajación. Aprovecha nuestra SUPER OFERTA y disfruta de una dentadura saludable a un precio irrepetible.